Si no está atento como propietario de un negocio, los préstamos y deudas de las pequeñas empresas pueden acumularse muy rápidamente. Esto puede causar grandes problemas que afectan a diferentes áreas de su vida: desde la ansiedad y el estrés hasta el eventual cierre del negocio.

Incluso si no ha pasado por esto usted mismo, este escenario le puede sonar familiar.

En un estudio realizado por la empresa de investigación Gallup, alrededor del 49% de los propietarios de negocios se enfrentan a la gestión y el pago de la deuda. Aunque el 49% es significativo, esto no es realmente una sorpresa para: pagar los préstamos y otras deudas es uno de los desafíos más difíciles que cualquier dueño de negocio tiene que enfrentar.

Una de las lagunas en el sistema de cobro de deudas es declararse en bancarrota. Aunque en la superficie, esto podría parecer una solución, también tiene muchos inconvenientes que podrían empeorar a largo plazo. En primer lugar, los honorarios son muy caros, que ascienden a casi 7.ooo-8.ooo euros. También podría poner en peligro sus futuros negocios porque su crédito personal y profesional y el registro se marcarán permanentemente.

Aumente su flujo de caja

Esto puede parecer un consejo básico, pero se sorprenderá de cuántos empresarios lo dan por sentado. Asegúrese de sentarse y crear un plan de acción para que los problemas de flujo de caja sean pocos y distantes entre sí. Esto puede crear muchas mejoras que sentirá inmediatamente.

Como parte del flujo de caja, recibir un pago también puede ser una lucha para las empresas que intentan mejorar el flujo de caja. Si tiene clientes que pagan con lentitud o simplemente no quieren pagar, considere la posibilidad de recurrir a una agencia de cobro de deudas que le ayude a obtener el dinero que se le debe.

Aumente su productividad

Cada empresa tiene al menos dos procesos que pueden hacer más eficientes. Integrar la tecnología en sus prácticas: si hay procedimientos operativos que pueden automatizar, entonces automatizarlos. Entrene a su gente para que maneje bien las cosas para que hagan las cosas bien la primera vez.

Mejore su marketing

La mejora de su comercialización afecta a todos los demás aspectos de su negocio, incluyendo el flujo de caja y la productividad. Recuerde siempre trabajar con inteligencia y establecer metas que sigan los objetivos SMART: específicas, mensurables, alcanzables, realistas y limitadas en el tiempo. Cuando elige estrategias comprobadas que generan ingresos, puede ganar nuevos clientes.

Renegocie los términos de los proveedores

El simple hecho de sentarse a conversar con los proveedores puede marcar una gran diferencia en sus ahorros. Muchos proveedores permitirán un incremento de tiempo después de la entrega antes de que pague la cantidad completa.

Esto hace que los pagos mensuales sean más ligeros, dándole espacio en su presupuesto para pagar sus deudas. Obtiene un volumen de ventas de sus existencias antes de tener que desembolsar dinero en efectivo. El truco aquí es ser muy diligente, no aflojar y buscar constantemente maneras de mejorar la eficiencia.

Mejorar la gestión de inventario

El desorden te cuesta dinero, puede parecer poco, pero cuando tiene cosas esparcidas por la oficina y no las usa, está gastando en cosas que ocupan espacio. Al ser muy consciente de la demanda de los negocios, puedes limitar los suministros que no se utilizan. Asegúrese de manejar el exceso de inventario adaptando el stock a las ventas.

Investigue las opciones de financiamiento

Cuando busque financiación para sus operaciones comerciales, asegúrese de investigar las opciones de financiación, mire a su alrededor antes de decidir. Si es proactivo y hace sus deberes, podrá encontrar préstamos e inversores con condiciones razonables y en sintonía con lo que necesita.

También debes plantearte que los términos sean realistas, dado el estado de tu negocio. Calcule su índice de cobertura de deuda antes de firmar cualquier acuerdo.

Reduzca el sobrante

La manera más rápida y fácil de pagar las deudas que parecen crecer más rápido de lo previsto es reducir el despilfarro comercial. El derroche suele estar causado por ineficiencias operativas, mala planificación y costos innecesarios.

Eliminando estas causas comunes y abordando el porqué de estos problemas, se pueden reducir las pérdidas y mejorar la eficiencia. Esto le da más libertad monetaria para pagar las deudas.

Maneje sus deudas

Cuando las deudas de los negocios empiezan a acumularse, muchos dueños de negocios elegirán ignorarlas en vez de enfrentarse a la situación. Actuar como si las deudas no existieran no es la respuesta.

Podrías pensar: «Me concentraré en el crecimiento y todo se arreglará solo». La verdad es que no.

Manejar sus deudas es una de tus responsabilidades como dueño de un negocio y el no hacerlo causará la caída de la compañía.

Enfrente la deuda de frente. Encuentre soluciones y estrategias aplicables a su situación y póngalas en práctica lo antes posible.

Consolide sus deudas

Si tiene muchos préstamos con tasas de interés variables, es una buena idea preguntar a su banco si puede consolidarlos en una suma global y aplicar la tasa de interés más baja. Sin embargo, asegúrese de que el dinero que se ahorre en los intereses sea mayor que el dinero que gastará al consolidar el préstamo.

Pague sus tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito tienen tasas de interés muy altas, a veces por encima del 20%. Esta tasa de interés acumulará sus deudas más rápido y priorizará el pago de su deuda de la tarjeta de crédito porque se acumula mensualmente. Pague esto tan rápido como pueda. Si ha tenido su tarjeta con el banco durante mucho tiempo, incluso podría negociar sus condiciones de pago con ellos.

Si no pregunta, nunca lo sabrá.

Incluso si el banco no está de acuerdo en darle lo que quiere, a menudo puede pedir una transferencia que le dará una tasa de interés más baja. Encontrando pequeños trucos como este, puede reducir su deuda y empezar a pagar los préstamos en un periodo de tiempo más corto.

Estas deudas no desaparecerán, aunque las ignore. Lo mejor que puede hacer es enfrentarlas y encontrar una estrategia que funcione para usted. ¡Cree sus planes de deuda para su negocio y póngalos en acción hoy mismo!