Las recesiones económicas son imposibles de prevenir y difíciles de predecir. Por eso es prudente hacer siempre lo que se pueda para proteger su pequeña empresa contra la recesión.

Aunque nadie puede decir con certeza cuándo se producirá la próxima recesión económica, una encuesta realizada a 53 profesionales de la economía por la Asociación Nacional de Economía Empresarial, predice que la economía crecerá a un ritmo más lento en 2019 y se ralentizará aún más en 2020. Esto es lo que puede hacer para ayudar a su pequeña empresa a sobrellevar con éxito los descensos económicos.

Manténgase transparente con los empleados, socios y proveedores

Un equipo de empleados cohesionado es esencial para su éxito, al igual que sus socios y proveedores. Si bien no hay razón para pronosticar el pesimismo económico, es importante que sea honesto con todos sobre el estado de su industria y el estado de su empresa. En particular con los empleados, el hecho de no abordar las preocupaciones económicas puede provocar rumores y bajar la moral, dos cosas que no quiere hacer frente a posibles dificultades.

Asegurar el acceso continuo al capital de trabajo

Haga lo que pueda para mejorar su calificación crediticia o mantenerla en buen estado. Use la deuda con sensatez. Es una buena idea trabajar ahora para asegurarse de que tiene acceso a líneas de crédito de tamaño apropiado, de modo que si se encuentra con problemas de flujo de caja pueda superarlos más fácilmente. Extender su crédito durante tiempos económicos difíciles puede ser más difícil y más caro.

Evalúe la eficiencia del proceso y modifíquelo según sea necesario

Siempre es una buena idea revisar periódicamente sus procesos de negocio y esforzarse por mejorarlos, pero es especialmente importante cuando se tiene menos confianza en una economía fuerte. Los procesos que se hacen a mano o en papel pueden hacerse más rápidos y menos propensos a errores automatizando todos o parte de ellos. La gestión de inventarios es otro buen proceso para evaluar la eficiencia y hacer mejoras. Esas mejoras le beneficiarán, independientemente de que la economía se ralentice o no.

Optimice su proceso de cobro de deudas

Disponer ahora de un proceso de cobro de deudas fiable y justo puede ser beneficioso si una economía más lenta conduce a un aumento de los pagos atrasados. Puede evitar muchos dolores de cabeza por el cobro de deudas si cuenta con un sistema claro de aprobación de créditos, un proceso aplicado de manera coherente para el cobro de los pagos atrasados y una supervisión periódica de las cuentas por cobrar.

Un proceso como el diseñado por Eurorecobros Asesores, se adapta a las pequeñas y medianas empresas y opera el cobro de deudas con experiencia. Muchas empresas más pequeñas no tienen los recursos necesarios para invertir en un sólido departamento de cuentas por cobrar, y trabajar con una empresa que se especializa en el cobro de deudas para pequeñas empresas puede asegurar que éstas recuperen una mayor parte del dinero que se les debe.

Los ciclos económicos van y vienen. Las empresas que están preparadas, manteniendo abiertas las líneas de comunicación con los empleados y los proveedores, haciendo lo que pueden para garantizar el acceso al capital de trabajo y racionalizando los procesos empresariales, están mejor preparadas para capear las turbulencias económicas. Eurorecobros Asesores está listo para ayudar, y le invitamos a contactar con nosotros ahora.